Imagen Chuchi Guerra

Contar el Quijote de forma diferente, contarlo en Kathakali

Imagen: Chuchi Guerra

Imagen: Chuchi Guerra

La India y España, siglo XVII. Dos culturas muy distintas en apariencia que por aquel entonces vivieron una revolución cultural: el siglo de Oro en España y el nacimiento del Kathakali en India. De la combinación de estas dos formas de ver el teatro surge Kijote Kathakali, que podrá verse en Almagro el 22 y 23 de julio, una aproximación al caballero de la Mancha desde una perspectiva nunca antes vista.

Se ha hecho una adaptación integral del texto de Cervantes, considerando tanto la parte técnica, como las situaciones que se repiten en estas obras kathakalis” cuenta Ignacio García, director de esta obra. “Batallas, escenas románticas …todo esto está en las obras kathakalis y también en el Quijote, y se ha trasladado desde la gran sensibilidad que tiene la India

La propuesta de hacer este Quijote tan especial surge primero de Casa de India, que llevaba tiempo trabajando en la idea y que ha tenido un papel fundamental: primero de contacto del director  con la compañía Margi, en la región india de  Kerala, a la que se trasladaron para conocer la tradición de primera mano; y posteriormente para traer a los actores aquí para comenzar los ensayos. El otro gran precursor de esta obra ha sido el propio Festival de Almagro, que quería contar con ella dentro de las muchas iniciativas para conmemorar el 400 aniversario de la muerte de Cervantes.

Para Ignacio García las palabras del escritor no necesitan modernizarse porque no pueden ser más actuales. “El sentido de justicia de Don Quijote, por ejemplo, no necesita actualización y cualquiera en su sano juicio lo invocaría en la calle en este momento, si la sociedad no se hubiera quedado tan ciega”  El proyecto mantiene la esencia y los valores de Cervantes, haciéndolo interactuar con otras tradiciones teatrales. En el propio espectáculo hay pasajes en el que el actor Nelloyodu, que encarna a Alonso Quijano, oscila entre  la tradición india y la española, utilizando una técnica entre el teatro occidental y la tradición kathakali. Una combinación que no es simplemente una suma de elementos, sino un diálogo entre dos culturas muy distintas pero con un gran respeto por la danza y el teatro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *