corral de comedias-19

El Corral de Comedias y la Economía Creativa

 

corral de comedias-19

Foto: Archivo Fundación Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro

En el último texto, dije que el Corral de Comedias necesitaba un texto solo para él. Y de verdad, me quedé súper impresionada con el sitio y con la historia alrededor del mismo. Pensar que una casualidad del encuentro de una baraja española, durante comienzos de una reforma en la antigua Posada de las Comedias,  fue el motivo que llevó a descubierta del corral ya me suena como una historia que la gente necesita conocer y que, a lo mejor, debería despertar la curiosidad y llevar todos a visitar Almagro.

Tuve la suerte de conocer este espacio y la arquitectura es impresionante. Pensar que es el único corral de comedias del mundo que mantiene sus características originales,  y que está concurriendo para tomar parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad de UNESCO mola mucho! La sensación de estar en el escenario, caminar por las distintas plantas, tocar los balcones, sentir la luz, fue como tener la posibilidad de volver a un tiempo, que desconozco, y que por eso, dejo a mi imaginación crearlo.

El corral era un retrato de la sociedad de la época. Tenía el área específica para asistencia de las mujeres, los palcos para los más afortunados, que por la ubicación eran también mirados por toda la gente, una demonstración clara de poder y fortuna. Las funciones solían ser por la tarde, y llevaban cerca de 5, 6 horas entre actos, pausas, presentaciones de distintos artistas, y otros. El aforo era libre y me pongo a imaginar el ruido de gente al llegar, salir, divertirse o emocionarse con las actividades. El corral de comedias era un punto de encuentro. Claro, romántica que soy, pienso en la mirada entre enamorados, ¿cuantos corazones han sido destrozados cuando una compañía se iba de la ciudad? ¿Cuantos enamoramientos entre actores, actrices, espectadores? ¿Prohibidos? ¿Tristes? ¿Con un final feliz? ¿Será que los autores del siglo XVI se inspiraron en estas experiencias para crear personajes? Todo esto me despierta muchas ganas de poder estar ahí y asistir a un espectáculo.

En el siglo XVI el Corral de Comedias fue construido para traer a Almagro las costumbres de la época y hacer de la ciudad en desarrollo más completa para sus ciudadanos. En el siglo XVIII los corrales fueron prohibidos por el Rey Felipe V por temas de desorden e inseguridad, el espacio cambió para mesón de frutas y después Posada de las Comedias. Siglos después el mismo teatro, antes olvidado y desconocido, fue lo que trajo nuevas perspectivas al desarrollo de la ciudad, inspirando años después la realización de encuentros de artes escénicas entre técnicos y prácticos del arte y que más tarde originó el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, ubicando Almagro en el mapa de las artes escénicas.

Esta mezcla entre cultura, arte, y desarrollo económico, ha recibido el nombre de Economía Creativa. Un concepto que ha sido cuñado hace poco más de 20 años y que aún sigue en desarrollo. De manera muy resumida, busca conocer y fomentar el impacto de la cultura, la creatividad y la innovación en el desarrollo de territorios y en la generación de oportunidades de trabajo y renta en los dichos sectores creativos, como las artes escénicas, artes plásticas, patrimonio, diseño, arquitectura, audiovisual, editorial y literatura, marketing y propaganda, desarrollo de software, aplicativos para móviles, video juegos y otros contenidos informáticos por ejemplo.

También contribuye para la planificación y el desarrollo territorial ya que investiga las ciudades creativas, la innovación urbana, la planificación, la creatividad, el diseño, y analiza cómo estos temas pueden cambiar el escenario y el futuro de un territorio.

Son ejemplos de territorios que han pasado por cambios profundos, desde la implementación de políticas y proyectos que involucraron los sectores creativos, la ciudad de Barcelona, después del proyecto de las Olimpíadas de 1992, la ciudad de Bilbao, con la instalación del Museo Guggenheim, la generación de distritos creativos,  como el Centro Metropolitano de Diseño, en Buenos Aires. En otros territorios, algunos proyectos empezaron de manera inusitada, como la exposición de Nueva Zelanda después de los libros y películas de Señor de los Anillos y El Hobbit y los sitios de grabación de la serie Juego de Tronos como Dubrovnik en Croacia. Pero, en todos ellos podemos decir que hay algo en común, independiente de la manera como ha empezado, el territorio hizo buen uso de la oportunidad.

¿Pero que tiene esto que ver esto con Almagro, el Festival y el redescubrimiento del Corral de Comedias? Más que la celebración del arte, la producción de un Festival tiene un impacto directo en el territorio en que está ubicado. Genera una mejora en la auto estima de la población y su sentimiento de pertenencia e identidad, genera oportunidades de negocios y trabajo, involucra distintos profesionales, promociona el territorio, o sea, promueve el desarrollo local por el arte.

Hoy Almagro tiene una vida muy próxima de las artes escénicas, además de la ubicación del Corral de Comedias, o la realización del Festival, que en 2016 logra alcanzar su 39ª edición, la identidad de Almagro con las artes escénicas, ha atraído a la ciudad otros equipamientos e iniciativas, como la creación del Museo Nacional de Teatro, con un contenido riquísimo, la promoción de visitas teatralizadas para los turistas en el corral, la ubicación de un Teatro Municipal de grande belleza. La Compañía Nacional de Teatro Clásico Español tiene en el Teatro Hospital San Juan una de sus sedes, la ciudad es la sede del Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral que dirige el precioso Teatro La Veleta, y la ciudad es reconocida como un territorio en que la actividad teatral marca la diferencia.

Las actividades involucradas al teatro generan impacto en los hoteles locales, los restaurantes y otras prestaciones de servicios, importante decir que antes del Festival de Almagro, la ciudad no tenía la oferta de hospedaje por ejemplo, y la manutención del Festival, mismo en tiempos de crisis, fue de grande importancia para Almagro. Desde este punto, podríamos afirmar que Almagro ya está intrincada con el tema de Economía Creativa.

La verdad es que, mismo que ha sido por una casualidad que se redescubrió el Corral de Comedias de Almagro, la ciudad supo hacer de su diferencial algo mucho más grande. Supo dar a este espacio además de su monumentalidad, usos distintos que generaron nuevas actividades, nuevos servicios y repartir la oportunidad por otros espacios del territorio. En este punto, para una estudiante de economía creativa, que también es turista, y que busca mirar todo con ojos curiosos, el Corral de Comedias tiene encantamiento doble, y para la experiencia ser completa, en julio yo estaré ahí, como espectadora. En la semana que viene, les cuento en cual espectáculo! 🙂

 

Por Marina Simião

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *