mano a mano salvatierra mariano 02

MANO A MANO entre dos creadores que ponen la música y la palabra al servicio de las artes escénicas

El dramaturgo Julio Salvatierra (Granada, 1964) Premio Ojo Crítico 2006, Premio Nacional de Teatro en Portugal, entre otros, y el compositor, pianista y actor Mariano García (Pradoluengo, Burgos 1959), han participado en la segunda edición de Ensayando un Clásico como tutores de los proyectos seleccionados. Todo un lujo contar con su experiencia profesional y su calidad humana, con su sensibilidad creativa y con su larga experiencia puesta al servicio de los proyectos seleccionados. En este nuevo Mano a Mano que hoy sacamos a la luz, todavía dedicado a la primera fase de Ensayando un Clásico, hemos querido darles a ellos dos el espacio, la palabra y el tiempo de contarnos sus impresiones, revelaciones y conclusiones, acerca de la experiencia vivida y compartida. Gracias a ambos.

 

mano a mano salvatierra y mariano 01

Figurines del proyecto finalista “Viaje al Parnaso. The Talent Show”

 

PREGUNTA a Julio Salvatierra – Cuéntanos a ráfagas, cómo ha sido tu experiencia personal y profesional, lo que has aprendido, lo que te ha sorprendido, lo que te han aportado ellos o crees que has aportado tú a los proyectos y a las personas seleccionadas en Ensayando un Clásico.

RESPUESTA – Ha sido una experiencia muy interesante y enriquecedora para mí. Contrastar lo poco o mucho de experiencia que uno pueda tener, con la ilusión de la gente que está empezando sus carreras, es siempre una fuente de energía, de preguntas y de sensaciones que son muy buenas en esta profesión. Porque aquí cada proyecto debe encontrar su propio universo, su propia redondez, y eso es algo que hay que buscar siempre con mucha humildad y mucha verdad, incluso cuestionando la experiencia, creo yo. En esta búsqueda, la ilusión y la intuición, también tienen mucho que decir, así como este ejercicio de plantearse y poner en cuestión las bases de un proyecto desde el inicio, para hacerlas más sólidas, es una buena práctica.

En este sentido, he aprendido, con la práctica, que el planteamiento del proyecto es un planteamiento muy válido. En mi caso he intentado aportar las preguntas que para mí siguen siendo importantes a la hora de crear un enfoque dramático y que vienen siempre a cuestionar, a desequilibrar, a incrementar el conflicto, intentando dar una visión más amplia y compleja de las propuestas.

PREGUNTA  a Mariano García – ¿Cómo has vivido tú la experiencia de participar en un proyecto como Ensayando un Clásico?

RESPUESTA – Con la intensidad con la que los proyectos seleccionados nos han obligado a responder a sus necesidades. He disfrutado muchísimo.

 

PREGUNTA a Mariano García –  ¿Tus consejos, enseñanzas o propuestas, han sido eminentemente prácticas o teóricas?

R.-  Creo que en el caso de la creación sonora en primer lugar ha habido que definir ese concepto y una vez establecidas las particularidades de cada propuesta, hemos profundizado en la parte técnica, también desconocida. Sorprendía el desconocimiento de los soportes técnicos actuales y la capacidad de atrapar al espectador y a la vez servir a la puesta en escena.

 

“Cada proyecto debe encontrar su propio universo, su propia redondez, y eso es algo que hay que buscar siempre con mucha humildad y mucha verdad”                        

                                                                  Julio Salvatierra

 

PREGUNTA a Julio Salvatierra – ¿Qué te ha llamado la atención o que destacarías de cada una de las dramaturgias propuestas en los cuatro proyectos preseleccionados? ¿Y de todos ellos en conjunto?

R.- Eran cuatro proyectos muy distintos y cada uno, así como cada equipo, tenía sus particularidades muy marcadas. En El viaje al Parnaso, el talent show me gustó el riesgo y las grandes posibilidades de la propuesta, aunque iba todo ello asociado a una gran dificultad para concretar un texto de partida, para elaborar la dramaturgia final del espectáculo. En Newman cía. me gustó la claridad de ideas que entrañaba la propuesta: la lectura que se hace del conflicto es cuando menos tan discutible como la que hace Cervantes en su obra original, aunque diferente, pero rescata el mito de la dignidad de un nosotros con la misma fuerza que pretendía el de Alcalá. En La Nueva Numancia me ha sorprendido positivamente la capacidad de evolución del grupo y su trabajo intenso para reencaminar una propuesta que no acababa de encajar a juicio de los tutores, sin perder la esencia de lo que querían contar. Y por último, en La Entretenida me ha gustado la meticulosidad y la seriedad de un trabajo profundo y fino para desarrollar en el hoy algunos elementos que ya apuntaba Cervantes en el entonces. Si tuviera que decir algo de los cuatro en conjunto, hablaría de la receptividad y la disponibilidad de todos para aceptar unas críticas y unas visiones diferentes a las suyas, cosa que no siempre es fácil aunque sea necesario en este trabajo colectivo que es el teatro.

mano a mano salvatierra mariano 02

Detalle del dossier del proyecto finalistas “Nwman Cía.”

 

PREGUNTA A Mariano García – ¿Te ha sorprendido algo en concreto de las propuestas, del nivel de los participantes, de ciertas ideas que estaban en juego o de la mirada sobre Cervantes?

R.- Por supuesto. En todos los casos he apreciado mucho respeto por los textos originales, si bien la adaptación a nuestro tiempo es una misión obligada en mi manera de entender los “Clásicos”. Desde el respeto, la imaginación y nivel de todas las opciones, me he dejado arrastrar en un carrusel enérgico.

 

PREGUNTA a Julio Salvatierra – ¿En qué terrenos crees que se han desarrollado las propuestas, en cuando a la mirada sobre Cervantes? ¿Hay audacia, servidumbre, respeto, admiración… hay vuelo, creatividad, inspiración?

R.- En terrenos saludables. Afortunadamente todos los proyectos eran “de teatro”, es decir, actuales. Nadie buscaba la erudición, ni el estudio libresco de una época pasada, por fascinante que sea. El teatro es presente o no es. Hay bastante audacia en las propuestas y un vuelo saludable, para salvar la distancia de cuatro siglos que nos separan del autor. En general diría que hay más audacia que respeto, pero positivamente. El teatro arqueológico nunca me ha interesado. Como decía León Felipe: los clásicos, para los poetas, siempre deben ser una pista de despegue, no de aterrizaje.

 

PREGUNTA a Mariano García – Las propuestas escénicas participantes, ¿traían ya los “deberes hechos” en cuanto al espacio sonoro del espectáculo o había mucho por hacer?

R.- Había una ligera propuesta filosófico-sonora, pero no estaba argumentada ni en fondo ni en forma. En mi opinión es una constante por parte de los creadores escénicos, el desconocimiento de la herramienta sonora como parte de la dramaturgia, más allá de pensar en músicas y efectos como elementos aislados, y no como una parte que debe tener sentido y coherencia con todas las demás disciplinas teatrales, empezando por cómo convivir con las tonalidades vocales del elenco.

 

PREGUNTA A Mariano García – Y en concreto en la propuesta La Entretenida, en la que el aspecto musical es relevante, ¿cuáles han sido las líneas de trabajo y sobretodo, cómo crees que han evolucionado?

R.- El trabajo con Yuley y Darío, ha sido muy bonito, ya que al principio tenían como concepto y punto de partida la posición de la pianista como elemento sonoro escénico. Pero después apareció la radio como elemento de difusión de mensajes, tanto realistas como en forma de texturas. Y por último me parece que el mayor hallazgo sonoro de la función es el que han propuesto para la escena 0 de su espectáculo, donde se realiza una presentación de personajes, sin texto pero con acción y con una mezcla de los sonidos y texturas que definirán cada personaje y situación en el resto de la función.

 

PREGUNTA a Julio Salvatierra  -¿Cómo ha sido tu relación con los participantes? ¿Había escucha, permeabilidad, capacidad de transformación, crecimiento? ¿El trabajo con ellos ha sido mano a mano?

R.- Decididamente sí. Ha habido cambios importantes en todos los proyectos, sin que haya supuesto un abandono de las premisas fundamentales que llevaron a ellos. Es decir, los elementos básicos de los proyectos, esos elementos que sustentan incluso afectivamente el interés que los grupos tenían en sus proyectos, se han mantenido. Y esto es muy importante: si se varían mucho esos elementos, se corre el riesgo de dejar de sentir como suyo ese proyecto. Pero sin embargo, elementos importantes en la dramaturgia han experimentado variaciones y creo que han crecido. En La Entretenida se ha mejorado mucho el enfoque actualizador; en Newman cía creo que se ha avanzado en evitar una polarización excesivamente maniquea de la propuesta ideológica; en La nueva Numancia se ha encontrado una vía para poder aunar la adaptación actual con el significado profundo del original y en El Viaje al Parnaso se ha intentado hacer más sólida la propuesta de trama, que era – y es aún – muy complicada.

 

“La adaptación a nuestro tiempo es una misión obligada en mi manera de entender los Clásicos”.

Mariano García

 

PREGUNTA a Mariano García – ¿Qué resaltarías del trabajo que han hecho las dos propuestas seleccionadas, El viaje al Parnaso, el talent show y Newman cia? ¿Por qué crees que se ha decidido que estos dos proyectos siguieran adelante y entraran en la segunda fase de Ensayando un Clásico?

R.- Newman cia es el proyecto que más elaborado vino desde un principio, en cuanto a dossier y en cuanto a conceptos, de ahí que tras las tutorías de todos nosotros, el espectáculo y su dimensión hayan crecido, hasta convertirse en un posible gran espectáculo. Con Viaje al Parnaso, talent show ha ocurrido lo contrario, venían de una vaga idea, guardada en un cajón durante años, y creo que el aporte de cada tutoría hizo que un día todo encajara y la propuesta final haya llegado a un estándar muy alto.

 

PREGUNTA a Julio Salvatierra – Concretamente en los dos proyectos seleccionados para la segunda fase de Ensayando un Clásico, Newman cia y El viaje al Parnaso, el talent show, ¿cuáles han sido las dificultades y los aciertos? ¿Crees que han avanzado y han concretado su propuesta? ¿Podrías decirme algún motivo, o el principal, por el que han sido seleccionados para seguir adelante?

R.- La dificultad de El viaje al Parnaso, el talent show es no partir de un texto concreto, ya que de El Viaje al Parnaso de Cervantes sólo aplican una idea general, el nombre y algunas referencias, y luego se trata de urdir una dramaturgia nueva, usando para ello, en parte, fragmentos de todo nuestro teatro clásico. La libertad y la ambición de la propuesta son su gran baza, y creo que eso ha pesado mucho en la elección final. Aunque son también su gran fragilidad. Cuando uno quiere volar alto, al final el batacazo puede ser mayor. Sin embargo, creo que hay que intentarlo. En el caso de Newman cia creo que el acierto es que la intensidad del conflicto al que actualizan La Numancia de Cervantes es muy grande: la guerra civil, la lucha de los mineros de Asturias. El transvase de ese teórico nosotros pueblo español de Cervantes, al nosotros causa político-ideológico-social republicana, evidentemente conlleva una carga afectiva que está mucho más reciente y tiene más peso para los españoles de hoy. Aunque también, por esa misma cercanía, es arriesgado, pues se presta a interpretaciones ideológicas. Y aunque actualmente parte de ese universo de valores peri-numantinos – los que tienen una carga más belicista y excluyente – esté afortunadamente en crisis, la defensa de la dignidad de los perdedores en la Guerra Civil es un concepto lo suficientemente potente para encajar dentro de un conflicto tan extremo como propone La Numancia cervantina. Creo que en esa concordancia en la potencia del conflicto está su acierto.

 

TEXTO: BEATRICE BERGAMÍN

 

 

TARJETA KUBIK 01

Próximamente en nuestro Blog: ¡La segunda etapa de Ensayando un Clásico ha comenzado! Las dos compañías seleccionadas inician en estos últimos días de enero sus ensayos, de los que se podrán ver fragmentos de 20 minutos en el Work in progress que tendrá lugar el próximo 8 de febrero en la Sala Zona Kubik.  Suerte y ánimo a ambos proyectos cervantinos: Newman cia y El viaje al Parnaso, el Talent Show.

Beatriz Bergamín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *