plansjet-0169-16

¿Por qué no escuchar a los niños?

plansjet-0169-16

Foto: Fundación Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro

El Festival está cerca de cumplir sus 40 años de existencia, una marca que refleja su calidad, el esfuerzo del equipo, reconoce el trabajo de los actores, directores, autores, y todos los profesionales involucrados en las ediciones que se llevaron a cabo desde que Almagro si convirtió en la ciudad del teatro clásico.

VITORIA-GASTEIZ, ABRIL 2013: Reportaje fotográfico para la obra de teatro Pulgarcito

“Pulgarcito”, de la Cía. Teatro Paraíso, sigue su camino

maxresdefault

Con motivo de la apertura de la convocatoria de la 5ª Edición del Certamen Internacional Barroco Infantil, hablamos con Iñaki Rikarte, director y dramaturgo junto a Tomás Fernández del espectáculo “Pulgarcito”, ganador de 3º Certamen Internacional Barroco Infantil. Doscientas representaciones después, Iñaki nos cuanta cómo recuerda su paso por el Festival.

 

P.-¿Cómo fue la experiencia de ganar con  Pulgarcito  un certamen internacional como Barroco Infantil con un jurado mixto formado por profesionales vinculados al teatro familiar y niños de Almagro?

R.-Fue una sorpresa y una satisfacción. Desde el principio quisimos hacer un espectáculo familiar, con dos niveles de lectura, y el hecho de que el jurado estuviese formado por niños y por adultos vino a certificar, en cierto sentido, que la propuesta había logrado su objetivo. Además, obtener el reconocimiento de un festival de la talla del de Almagro, supuso que la sorpresa y la satisfacción fueran dobles.

 

P.- ¿Qué recuerdas del ambiente del Teatro Municipal a lo largo de los días del certamen?

R.-Desgraciadamente en esos días tenía otros compromisos y no pude asistir. Sé de buena tinta que fue un placer tanto para los actores como para el técnico del espectáculo. Supongo que ganar el certamen influyó en la sensación… jeje…Personalmente me dio rabia no poder ir a ninguna de las funciones porque guardo un recuerdo especialmente bueno de todas mis visitas al Festival de Almagro como actor.

VITORIA-GASTEIZ, ABRIL 2013: Reportaje fotográfico para la obra de teatro Pulgarcito

VITORIA-GASTEIZ, ABRIL 2013: Reportaje fotográfico para la obra de teatro Pulgarcito

P.- Pulgarcito estará en el flamante Teatro de la Comedia del 29 de diciembre al 6 de enero, ¿qué le ha pasado a vuestro Pulgarcito desde que fue galardonado en Almagro en julio de 2014 hasta ahora?

R.-El espectáculo se acerca ya a las 200 representaciones y supongo que el premio de Almagro ha ayudado a darle visibilidad en ámbitos no exclusivos del teatro para niños. Imagino, porque no lo sé, que estar en la sede de la CNTC es consecuencia directa de haber pasado por el Festival de Almagro. Para mí es una gratísima sorpresa y todo un honor trabajar en el Teatro de la Comedia dentro de la programación de la CNTC. Sin duda es de agradecer que la CNTC dedique un espacio al teatro familiar. Se dice mucho, y parece casi una frase hecha, pero es la pura verdad: los niños son los espectadores del futuro. La responsabilidad es grande.

 

P.- ¿Qué puede aportar a los niños y a los adultos de hoy en un texto escrito hace 350 años?

R.- Supongo que un texto como Pulgarcito ha vencido al tiempo sencillamente por tratarse de una buena historia, de un buen cuento. Creo que tanto los niños como los adultos, aunque de maneras diferentes y eso es lo que queremos mostrar en el espectáculo, nos podemos sentir identificados con este Ulises en miniatura que es Pulgarcito y que, gracias a su ingenio, es capaz de vencer una odisea de adversidades para cumplir su sueño de volver a casa. El cuento de Perrault ahonda en el miedo irracional de los niños a ser abandonados; parece ser que éste es un sentimiento inherente al ser humano y, por tanto, no perderá nunca su  vigencia. Además, sentimos la necesidad de encontrar un paralelismo con la sociedad actual, con la sociedad en que viven los niños que iban a ver nuestro espectáculo, porque las cosas han cambiado mucho desde el siglo XVII y es evidente que los niños han pasado de ser el eslabón débil a estar sobreprotegidos. Las familias tenían muchos más hijos, había más miseria y el abandono al que se refiere Perrault debía de ser algo más reconocible. Pensando en quiénes constituían hoy en día el eslabón débil de la cadena familiar, surgió la idea de que Pulgarcito estuviese encarnado por un anciano la noche anterior a ser internado por sus hijos en una residencia. De alguna manera, jugamos al mundo al revés en una versión en que los hijos son los padres y viceversa. Lo cual viene refrendado por el simple hecho de que la vida tenga algo de capicúa y que los ancianos, en su deterioro, se parezcan cada vez más a los niños.

Pulgarcito estará del 29 de diciembre al 3 de enero en el Teatro La Comedia de Madrid. Más información

Si quieres presentar un espectáculo destinado a público familiar en la 5ª Edición del Certamen Internacional Barroco Infantil, consulta las bases de participación.