Noticias

El Festival de Almagro y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias firman un convenio de colaboración

By 5 febrero 2020 febrero 8th, 2020 No Comments

Ambas instituciones desarrollarán el programa ‘La voluntad siempre es libre’ de presencia en el Festival deinternos en centros penitenciarios

Ignacio García: “Consideramos que en la labor de reinserción social y de reincorporación a la sociedad civil el teatro del Siglo de Oro es una herramienta sin par, por los valores que encarnan”

La Fundación Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro y el Ministerio del Interior, a través de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, han firmado un convenio para el desarrollo del programa La voluntad siempre es libre, de intervención con internos en centros penitenciarios.

La firma ha tenido lugar esta mañana en la sede de Instituciones Penitenciarias y se ha llevado a cabo por el Secretario General de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz González; y el Director de la Fundación Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, Ignacio García, quien ha destacado que “el Festival, en su compromiso verdadero por una cultura hecha por todos y para todos firma, este acuerdo para intentar acercar el teatro clásico y nuestro patrimonio del Siglo de Oro también tanto a la población reclusa, en este caso a las participantes del proyecto de la compañía Las Yeses como a los espectadores que disfrutan de sus representaciones”.

Desde el Festival se considera que en la labor de reinserción social y de reincorporación a la sociedad civil el teatro es una herramienta sin par y el Siglo de Oro encarna unos valores sobre la justicia, sobre la dignidad, sobre la libertad que tienen un peso muy importante en ese contexto. García explica que “el título de esta iniciativa, La voluntad siempre es libre, está tomada de un verso de La cisma de Inglaterra, de Calderón de la Barca, que intenta plasmar esa idea: la del que el pensamiento humano, independientemente de dónde este y de cuál sea su condición, siempre tiene la capacidad de verse y de imaginarse libre y de volar allá donde las ideas le transportan”.

El director de la cita manchega asegura que “es una enorme ilusión para todos los que participamos en este proyecto, para todos los miembros de la Fundación del Festival de Almagro comenzar este camino, apostar para que el Siglo de Oro siga llegando a lugares a los que nunca llegó y siga viniendo a Almagro desde lugares de los que nunca había venido y confiamos en que la firma de este acuerdo y el camino que ahora comienza signifique la llegada a Almagro de nuevas visiones por el Siglo de Oro que después se sigan extendiendo por espacios escénicos diferentes de toda la geografía nacional e internacional y que permitan ampliar nuestras miradas sobre el Siglo de Oro y darnos cuenta de que los textos clásicos hablan a toda la sociedad civil estén donde estén y en la condición en la que estén”.

Sobre Las Yeses

La Compañía teatral Yeses, con sede en el centro penitenciario Madrid I, se fundó hace 32 años por la funcionaria de prisiones Elena Cánovas en la antigua prisión madrileña de Yeserías. Cánovas puso en marcha este proyecto como herramienta liberadora para las mujeres privadas de libertad. En todos estos años, más de 1.000 internas han participado en la representación de más de 50 textos dentro de prisión y fuera de ella.

Las representaciones de las ‘Yeses’ han recibido el aplauso del público en escenarios de la Comunidad de Madrid, el Fórum Universal de las Culturas de Barcelona o en el III Encuentro Europeo de Teatro y Prisión, celebrado en Berlín. Asimismo, el mundo del teatro quiso reconocer la labor de esta peculiar compañía al entregarle el premio Max al Aficionado a las Artes Escénicas en la gala de la XX edición de los Premios Max 2017.

Sobre el Festival de Almagro

El Festival de Almagro es el mayor centro mundial de creación teatral y pensamiento de los siglos XVI y XVII en el mundo hispano, lo que se conoce por nuestros Siglos de Oro. El Renacimiento y el Barroco supusieron un periodo de fertilidad para la cultura y la lengua española, y edificaron una visión del mundo, una estética y una retórica riquísimas, únicas en la historia.

Considerado como el certamen más importante del mundo, se trata de una cita cultural ineludible que tiene lugar cada mes de julio en la localidad monumental de Almagro, declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1972. He aquí un festival único que puede verse durante 25 días en más de una veintena de espacios.

Almagro es el centro del pensamiento barroco, una Reserva Natural del Siglo de Oro, única en su género y variopinta en sus manifestaciones: la comedia, el drama, el auto sacramental, la mística, la picaresca, la lírica, la pintura, la música y la danza se suman en los escenarios para conmover, divertir, subyugar, fascinar y hacer pensar a los miles de espectadores que acuden del municipio, de la comarca, del país y del mundo para demostrar que Calderón, Lope, Tirso, Sor Juana Inés y Fray Luis siguen siendo la cúspide de nuestro pensamiento y nuestro teatro.

El Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro no es solo un lugar de exhibición, sino también de encuentro entre creadores, profesionales y especialistas en teatro barroco, ya sean profesores, investigadores, críticos, directores, actores, productores, escenógrafos, dramaturgos, periodistas especializados, técnicos o gestores. A través de su heterogénea programación, este evento de carácter internacional atiende a todo tipo de públicos, de procedencias y edades de lo más diversas.

Comprometido con el pasado, el presente y el futuro del teatro en España, en cada una de sus ediciones se esfuerza en la búsqueda de nuevos lenguajes y en la incorporación de otras disciplinas artísticas para representar, desde la escena contemporánea, a los autores del Barroco. Durante el Festival se organizan cerca de un centenar de representaciones, encuentros internacionales y acciones culturales y pedagógicas en espacios escénicos de toda índole, como plazas, claustros al aire libre o teatros a la italiana, así como espacios multidisciplinares, para contribuir a la dinamización del espacio urbano a través de la cultura.

El Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro apoya y contribuye al cuidado de las tradiciones, además de valorar y ensalzar el legado histórico, pero también se muestra como una ventana abierta a nuevas propuestas, siempre desde la excelencia, como una manifestación cultural de referencia a nivel internacional.